¿Por qué disponer de una academia online propia en vez de una de terceros?

Para disponer de una academia online es necesario disponer de un diseño y desarrollo web, así como tener creados contenidos propios para posteriormente digitalizarlos en diferentes tipos de archivos multimedia. Todo este trabajo puede ser agotador en función del tiempo del que dispongas, nivel de conocimiento de herramientas, así como del nivel de exigencia que te autoimpongas en la creación de la academia online y de sus contenidos a difundir. Además has de tener encuenta que una vez creada tu academia, dispones de un negocio el cual necesita de clientes, que son tus alumnos, por lo que tienes que darte a conocer ya sea del boca a boca (recomendación directa) o a través de diferentes redes sociales (marketing online).

Este artículo es de interés para tí si cuentas con contenido propios y has decidido que quieres complementar tus clases presenciales haciendo uso de plataformas educativas o bien solo dar clases online. También tienes que saber de la inversión de la que dispones y el tiempo que dispones para este negocio. Una vez has tenido en cuenta las consideraciones anteriores, procedemos a ver las dos opciones de las que disponemos a la hora de disponer de una academia online: de terceros y propia. 

¿Academia propia o de terceros?

En primer lugar comentar a que nos referimos al hablar de una academia online o plataforma de terceros. Esta se trata de un entorno web de una empresa que alquila los servicios de academia online a los profesionales que estén interesados en dar clases online o vender cursos. Dicha plataforma de terceros pone a tu disposición las herramientas que necesitas con fines educativos, gestiona el acceso, pago de tus alumnos y hacen campañas de marketing online para atraer alumnos. Su función es hacer fácil la creación y gestión de cursos para internet sin que sean necesarios conocimientos profundos de programación, diseño web y marketing online. Para que te quede claro, y salvando las distancias, viene a ser un gran centro comercial donde se dispone de espacios equipados con las instalaciones y servicios necesarios para poder desempeñar tu actividad.   

Tal vez conozcas a alguien que ya haya contratado los servicios de una plataforma de terceros o te encuentres información en internet al respecto de sus ventajas. En determinados casos puede ser de interés su contratación si dispones de poco tiempo, dinero, de conocimientos de programación o bien pretendes validar tus clases o venta de cursos; pues no necesitas hacer una inversión inicial considerable, te olvidas de la parte tecnológica, es fácil y sencillo empezar a ofrecer tus servicios. Aunque no hemos de olvidar que que con esta opción la competencia puede estar en el mismo lugar, las comisiones suelen incrementarse conforme aumenta tu actividad y el soporte que prestan es un tanto limitado  

Por otro lado tienes la opción de la academia online propia, donde dispondrás del control total de tu negocio. De esta forma no vas a estar expuesto a sufrir cierres inesperados, cambios de política de privacidad o comisiones continuas. Tu tienes el poder total sobre el diseño que deseas, propiedad de los datos, la gestión de cobros, alumnos y contenidos. En ella vas a poder decidir cuándo se hace una campaña de rebajas, ofertas, descuentos y por cuanto. 

¿Y ahora, qué opción escojo?

Además de los aspectos que hemos de tener en cuenta a la hora contratar los servicios de plataforma de terceros o disponer de la tuya propia, hemos de estudiar y analizar la opción más rentable a largo plazo. ¿Si quieres que analicemos la rentabilidad que pretendes conseguir y cual es el estado en que se encuentra tu proyecto de academia online ya sea para impartir clases o vender cursos? ¡Contáctame!

Deja una respuesta